Filosofía

VISIÓN

El Colegio Calacoaya Tierra Nueva como institución educativa pretende que el alumno desarrolle integralmente actitudes, conocimientos, habilidades y virtudes para formar líderes comprometidos que impacten y transformen su entorno.

MISIÓN

Instruir a los niños capacitándolos en el área espiritual, académica y física, dirigidos por el personal docente, a través de programas de calidad basados en valores y principios.

PROPÓSITO

El Colegio Calacoaya Tierra Nueva trabaja con alumnos desde el nivel de Preescolar hasta Bachillerato, con el propósito de formar individuos preparados de manera integral con fundamentos bíblicos y valores morales sólidos, cumpliendo así el precepto de instruirles en su camino para que en el futuro sean profesionistas y personas exitosas afectando y siendo de bendición en el lugar en donde estén.

FILOSOFIA EDUCACION CRISTIANA

Nuestro Colegio, como escuela cristiana, busca hacer la voluntad de Dios al reforzar la educación que los alumnos reciben en sus hogares en el área espiritual y en general en toda su formación, constituyéndonos como una institución que discípula y ayuda a formar el carácter de nuestros alumnos conforme al carácter de Cristo.
Deseamos que nuestros alumnos, quienes son las futuras generaciones, desarrollen los frutos del Espíritu en toda su manera de ser y vivir. Nuestra labor es brindar a los estudiantes que nos son confiados, los conocimientos y habilidades necesarias para que se desarrollen plenamente como personas que cumplan con el propósito que Dios tiene para sus vidas.

“Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es,
Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,
Y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa,
y andando por el camino, y al acostarte como una señal en tu mano,
y estarán como frontales entre tus ojos;
y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.”

(Deuteronomio 6:4-9)

DECLARACIÓN DE FE

  1. Creemos en un sólo Dios manifestado en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, (1 Jn. 5:7)

  2. Creemos en la autoridad de la Biblia inspirada por Dios, (2 Ti. 3:16)

  3. Reconocemos a nuestro Señor Jesucristo como único fundamento quien murió, resucitó y está sentado a la diestra del Padre y creemos en su segunda venida, (Ef. 2:20; 1:19-22; Ap.1:7-8)

  4. Creemos en el pecado original del hombre, que necesita arrepentirse y aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador, siendo la salvación por gracia, por medio de la fe en su sangre derramada para perdón de nuestros pecados, (Ro. 3:23; 10:9; Ef. 2:8; He. 9:15)

  5. Creemos en el hablar en lenguas como manifestación del Espíritu Santo, sus dones y en su fruto, (1 Co. 14:2; 12:7-11; Gá. 5:22-23)

  6. Creemos en el bautismo en agua por inmersión como una profesión de fe, (Mr. 16:16)

  7. Creemos en la celebración de la Cena del Señor, el congregarnos y cumplir la Gran Comisión, (1 Co. 11:25-26; Mt. 28:19)

“Más el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad,
Y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra,
Éste será bienaventurado en lo que hace.”

(Stg. 1:25)

POLÍTICA DE NO DISCRIMINACIÓN

Como Institución cristiana que busca la unidad conforme a la Palabra de Dios, el CCTN establece que no discrimina a alumnos ni personal en general, por su raza, nacionalidad, color, sexo, condiciones físicas, culturales o socioeconómicas.

“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer;
Porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”

(Gá. 3:28)

Sin embargo, determina para la admisión de sus alumnos requisitos espirituales, académicos y conductuales necesarios para que cada uno logre el perfil que el Colegio pretende desarrollar en ellos.

De igual manera, establece para la selección de su personal, requisitos espirituales y profesionales que ayuden a alcanzar la visión del CCTN.

“Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud,
Temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia;…”

(Ex. 18:21)